Economía Circular o Economía Verde

La economía circular es la estrategia más inteligente y sostenible para mejorar la sociedad y el medio ambiente. La economía verde y la economía circular, aunque tienen diferentes significados, tienen objetivos complementarios. ¿Se pueden mejorar los resultados económicos reduciendo el consumo de recursos? Limitar los impactos medioambientales, reducir las emisiones de CO2 y luchar contra el cambio climático es posible. Veamos los conceptos básicos de la nueva economía y algunas reflexiones.

Artículos sobre Economía

Mapa de Tiendas Online de Proximidad

Mapa de Tiendas Online de Proximidad

Comprar online también puede ser sostenible, si la tienda y el producto son de proximidad. Comprar en una tienda en español con sede en España, no te garantiza que sus ...
Leer Más

Economía Sostenible, Recursos Limitados, Sociedad Limitada

En general, la economía tradicional define el bienestar como la diferencia entre los beneficios totales obtenidos por la sociedad, menos los costes de producirlos. Para los economistas ambientales, los bienes medioambientales también cuentan, tanto los beneficios como los costos de los recursos, en caso de consumirlos.

Si el modelo es eficiente, tratará de no consumir en exceso los recursos del medio ambiente, dándole tiempo a que se regeneren. El sistema tiene que minimizar el desperdicio de materias primas, agua y energía.

Principios de la Sostenibilidad Económica

Las empresas verdes tienen como objetivo el desarrollo económico mejorando la calidad de vida de la sociedad, con igualdad de oportunidades, sin comprometer el medio ambiente. El cambio climático, las energías renovables, los límites de los recursos como el agua, el desarrollo social de las generaciones presentes y futuras, la biodiversidad,  los animales en peligro de extinción o la agricultura ecológica, forman parte de los aspectos a tener en cuenta, también cuando se habla de sostenibilidad económica.

La responsabilidad social corporativa  RSC o empresarial RSE es el valor generado por las buenas prácticas y compromisos de una empresa hacia la sociedad y el mundo que la rodea. Es fundamental la coherencia entre identidad e imagen corporativa, la autenticidad, el trato digno de su propio personal, de los proveedores y del cliente, siendo cuidadoso y responsable con el entorno. Cuando las empresas se preocupan y buscan oportunidades sociales de crecimiento, por delante del dinero, pueden llegar a tener una ventaja respecto a su competencia. Es un argumento estratégico y de reputación que compromete al trabajador y fideliza a los clientes.

Definición de Economía Circular

La economía circular es un concepto que busca optimizar los procesos de producción desde el diseño inicial, teniendo en cuenta los procesos y las fuentes de energía para reducir los impactos negativos actuales y futuros. 

Las 9rs de la Economía Circular

Las 9Rs de la economía circular son niveles básicos a tener presentes en la circularidad:

  • Rechazar aquello que no necesitamos.
  • Reducir nuestro consumo.
  • Reutilizar o reusar productos en buen estado desechados por otro consumidor.
  • Reparar para alargar la vida de un producto.
  • Restaurar un producto antiguo para modernizarlo.
  • Remanufacturar o reconstruir manualmente o con medios mecánicos aquello que necesitamos.
  • Rediseñar con criterios de sostenibilidad.
  • Reciclar la materia prima para crear nuevos productos.
  • Recuperar materiales con la incineración para generar energía.

Estos niveles fueron descritos por Jacqueline Cramer en 2014 en su libro “Milieu”. Ellen MacArthur, ideóloga de la economía circular, posteriormente añade la R de Repensar, siguiendo el esquema de la Agencia Holandesa de Evaluación Ambiental. Podríamos añadir más: reaprovechar, reaprender, reeducar, redistribuir, retroalimentar, reordenar, reflexionar, responsabilizar… 

Gestión Responsable de los Residuos

La clave principal es aprovechar los recursos y reutilizar los residuos para generar productos de bajo impacto ambiental y alto valor añadido. Maximizar los recursos y minimizar los residuos.

Por un lado existen ciclos técnicos de materiales y componentes, para reparar, restaurar y reutilizar antes de reciclar. Por otro lado existen ciclos biológicos de alimentos y materiales orgánicos, que se renuevan mediante el compostaje.

Los materiales utilizados en la economía circular pueden ser recuperados en el mismo tipo de producto con el objetivo de evitar la sobreutilización de recursos primarios y la producción de residuos. Para obtener una mayor ganancia ambiental, es necesaria más circularidad.

El cambio climático, el impacto en el clima, la escasez de recursos y la creciente demanda de materias primas, son algunos motivos para avanzar hacia la economía circular. Para alcanzar los 17 objetivos de desarrollo sostenible, es deseable un modelo de economía más humano y más ecológico.

Con un cambio de visión y repensando el progreso, los beneficios a corto y largo plazo son y serán evidentes. La innovación y la eficiencia mejoran la calidad de vida de las personas y todo son ventajas sin lugar a dudas. 

Qué es la Economía Lineal

La economía lineal tradicional nace con el capitalismo y la revolución industrial y favorece el desecho y desperdicio de los residuos sobrantes después de su uso. El consumidor, primero se compra sin necesidad por capricho. Posteriormente vuelve a comprar, generando más y más basura. Los productos con obsolescencia programada se han generalizado favoreciendo solamente a la producción y a la industria. Demasiados años con productos de usar y tirar, nos llevan a un problema cada vez mayor.

Qué es la Economía Verde

La economía verde, también llamada economía ecológica o bioeconomía, fomenta un nuevo modelo de crecimiento económico mejorando las condiciones sociales y ambientales, para afrontar los retos provocados por las últimas crisis. Esta nueva economía es una herramienta para cumplir la agenda 2030 y los 17 objetivos de desarrollo sostenible ODS propuestos en 2015 por los líderes mundiales de las Naciones Unidas.

Esta es la economía ideal en cuanto a sostenibilidad, ya que une en un mismo objetivo el aspecto social, ambiental y económico. Reduce la presión sobre los sistemas naturales, mejora el bienestar humano y facilita el desarrollo económico.

Los países, dependiendo de su grado de desarrollo, utilizan diferentes herramientas para enverdecer su economía y crear empleos verdes. Desde regulaciones del consumo de recursos, pasando por impuestos por las emisiones del carbono, incentivos fiscales, investigación o inversiones en sectores innovadores.

La normativa o Legislación Ambiental es el conjunto de leyes para regular la relación de la humanidad con el Medio Ambiente con el fin de preservarlo.

Las tendencias de las inversiones privadas y públicas reflejan el crecimiento del interés de los inversores sobre la economía verde, contra la economía marrón. Por ejemplo, las inversiones en energía renovable tienen un gran crecimiento. Afortunadamente, se puede observar desinversión en combustibles fósiles, aunque sigan siendo mayoritarios, les espera un mal futuro.

De este modo, las inversiones de los mercados en empresas sostenibles, esperan lograr la rentabilidad a largo plazo. Aunque los beneficios sociales y ambientales se disfrutan a corto plazo.

Qué son los Bonos Verdes

Por suerte, en economía verde, no todo son impuestos. Se puede mejorar el medio ambiente a través de incentivos y financiación consciente. Los bonos verdes se destinan a financiar los proyectos de las empresas sostenibles y verdes que cumplen buenas prácticas. La demanda de bonos verdes está creciendo velozmente.

Qué es la Economía Azul

La economía azul es un concepto que pretende copiar a los ecosistemas naturales para ser más eficientes. Según su impulsor, Gunter Pauli, director ejecutivo de Ecover, los residuos son una parte fundamental y crean oportunidades. Lo explica mediante ejemplos en el libro “La economía azul: 10 años, 100 innovaciones, 100 millones de empleos” de 2011. Promueve el emprendimiento mediante ideas innovadoras más eficientes usando los conocimientos de la naturaleza.

Si la economía verde precisa de mayores inversiones, que se convertirán en mayores costes, la economía azul pretende buscar soluciones económicas y rentables partiendo desde los residuos. Pueden contradecirse, aunque la finalidad es la misma. 

Contrariamente la Comisión Europea (institución de la Unión Europea) define la economía azul como parte de la economía verde en el sector marítimo. La economía azul sostenible se ocupa de la gestión de los mares y océanos como motores de la economía.

Qué es la Economía Colaborativa

La economía colaborativa o consumo colaborativo se entiende como la colaboración o interacción entre distintos individuos, para formar una red o comunidad con el objetivo de un beneficio común. Esta economía no siempre está relacionada con la sostenibilidad y la regulación puede no ser clara. Aunque puede tratarse de un intercambio entre particulares por un objetivo común, mediante el diálogo, la solidaridad y las relaciones sociales. Otra ventaja es que puede tener una mejor optimización de recursos por ejemplo si se comparte un local o un automóvil. Poseer menos y compartir más, es positivo. 

Su popularidad ha crecido gracias a las nuevas tecnologías como internet que favorecen la interacción y organización. Los ciudadanos colaborativos, gracias a estas plataformas se convierten en prosumidores, en ocasiones productores y en otras consumidores.

Algunos ejemplos son el transporte compartido, el intercambio de productos de segunda mano, el emprendimiento o coworking, los cursos online, los idiomas, la financiación o crowdfunding, el alojamiento…

Economía de Plataformas y Dropshipping

Nos llama la atención el gran crecimiento de plataformas de pequeños productores. Se trata de que los productores, en vez de tener su propia tienda online, se unen para vender junto a su competència, en una sola plataforma. En muchos casos, es el propio productor el que hace el envío. La plataforma, funciona como dropshipping y solo hace la venta, como un comercial de toda la vida. En los próximos años, todo lo que pueda plataformizarse se plataformizará.

Externalidades Negativas y Positivas

Una externalidad negativa es el coste dañino que recibe la sociedad provocado por una actividad particular de consumo. Hay que recordar que nuestras acciones pueden tener efectos negativos en los demás. 

Si conduces un automóvil contaminante, todos lo respiramos. Si el volumen de tu música es demasiado alta, produces contaminación acústica sobre los demás. La luz excesiva también contamina. Este costo, en la mayoría de los casos es difícil de medir.

Una falla de mercado ocurre cuando el costo de una externalidad negativa en una actividad de mercado no se repercute en el precio que paga el consumidor.

Los impuestos no gustan a nadie, pero los impuestos pigouvianos ayudan a compensar a la sociedad los impactos de las externalidades negativas. Quién contamina, paga. No es fácil determinar el valor monetario de cosas como el agua transparente o el aire limpio, pero es útil una estimación para aplicar políticas medioambientales.

Existen también las externalidades positivas. Una externalidad positiva se produce cuando con una acción particular se obtiene un efecto positivo hacia el medio ambiente y la sociedad. Las pequeñas acciones a veces son poderosas. Si instalamos una placa solar en nuestra casa, consumimos menos energía con efectos contaminantes que nos afectan a todos. Si reducimos el consumo de plástico, también resultará positivo para los demás.

Cuando un nuevo producto tiene menos externalidades negativas i/o más externalidades positivas que un producto convencional, pero es más costoso de producir, tendría que conseguir una reducción de impuestos proporcionales. Este gasto fiscal de la comunidad, sería compensado por la reducción del gasto público para reparar las externalidades que no se produjeron. Entonces el producto conseguiría un precio competitivo sin perder margen y el consumidor se animaría a comprarlo. win-win-win Gana el productor, gana el consumidor y gana el medio ambiente.

Por esta razón tenemos que tener en cuenta y valorar los efectos directos e indirectos de la producción en el medio ambiente. Hay que tener en cuenta este valor, cuando se comparan productos, sobretodo si el que compra es el sector público. No siempre es más económico el producto más barato.

Qué es el comercio de derechos de emisión de CO2

Los derechos de emisión (en inglés emissions trading o “cap and trade”) son bonos o incentivos otorgados por un gobierno, transferibles entre empresas, con el fin de limitar la emisión de gases de efecto invernadero. El funcionamiento del comercio de derechos de emisión de CO2 es fácil. En primer lugar se establece un límite o techo de emisiones máximo total en un tiempo determinado. Las empresas reciben derechos a contaminar de forma proporcional. Posteriormente si una empresa decide contaminar menos, puede vender esos permisos a otra empresa. Con este sistema se consigue que el total de emisiones, no aumente y se estimule su reducción.

Dilema sobre el uso de los Bienes Comunes

La tragedia de los comunes (en inglés Tragedy of the commons) es un concepto económico que explica como los bienes comunes compartidos, pueden agotar los recursos por culpa del egoísmo de los individuos. Si hay sobreexplotación sobre un recurso, este puede agotarse por abuso. Si demasiada gente lleva sus vacas al mismo prado, por muy sostenible que sea el prado, puede acabar agotado. Lo mismo pasa en el mar. Si no se limita el exceso de pesca, las consecuencias pueden ser devastadoras. Más ejemplos de tragedia de los comunes los podemos encontrar en el agua de un pequeño río utilizada para regar, en un bonito lago, en una playa muy turística, en un bosque con setas…  Cualquier recurso natural de libre acceso puede derivar en una tragedia de los bienes comunes.

El objetivo principal es el equilibrio entre la economía, la sociedad y la naturaleza. Sin perjudicar a nadie, por el bien común, por el bien de todos existen diferentes soluciones. En la mayoría de los casos es necesaria una regulación de acuerdo común entre usuarios. Dependiendo del sector puede acabar con medidas coercitivas, una cuota máxima, impuestos verdes, ecotasas, o en algunos casos, la propiedad privada. ¿Por qué la propiedad privada? Porque el propietario de un recurso, suele hacer una uso racional para no agotar sus bienes. Aunque no es la solución más deseable.

Un gran cambio positivo va a impactar en los consumidores, las políticas públicas y la gestión en los próximos años. El futuro pasa por la educación y la regulación de las nuevas reglas del juego. Estamos en una transición que requiere de un cambio de costumbres. La nueva economía nace de un acto de consciencia y nos estimula a conseguir un consumo más responsable.

Flujo circular de la economía

El flujo circular de la economía es un modelo básico y simple para explicar como funciona la economía entre las personas y las empresas. En un sentido van los factores de producción de los productos y en sentido inverso va el flujo monetario. No hay que confundir el flujo circular con la economía circular.