¿Qué es la Huella Ecológica?

La huella ecológica es un término que necesita más difusión, para generar conciencia en sostenibilidad. Nuestros hábitos de consumo tienen un impacto ambiental que no vemos. ¿Cuántos planetas necesitaríamos si todo el mundo viviera como tú? ¿Cuántos árboles se han cortado para realizar los muebles de tu casa? ¿Cuál es la superficie necesaria para producir todo lo que compras? ¿Puede el planeta absorber los residuos que generas? Qué consumes, qué ropa vistes, qué comes, cuánto viajas. La huella ecológica es la respuesta a todas estas preguntas.

Definición de Huella Ecológica

La huella ecológica es un indicador que mide las hectáreas globales que requiere la especie humana para producir todos los recursos que consume y absorber los desechos que genera. Es una metodología para medir el impacto de las actividades humanas, las emisiones y los residuos sobre el medio ambiente.

La huella ecológica es el espacio del planeta Tierra que utilizan las personas de forma directa o indirecta, a través de su consumo. La globalización del consumo, conlleva el uso y deterioro de tierra y mar de todo el mundo, inconscientemente.

Por ejemplo el espacio de tu casa, las tierras que cultivan y crían tus alimentos, los sistemas de purificación y almacenamiento del agua que bebes, los campos de algodón para confeccionar tu ropa, el bosque que absorbe el CO2 de la combustión de tu automóvil… Todo debe ser contabilizado en este instrumento de sensibilización ambiental.

Estimación de la Tasa de Utilización de los Recursos Naturales

Sólo disponemos de un planeta, tiene una biocapacidad limitada y necesita tiempo para renovarse. Actualmente estamos consumiendo materias primas que no dispondrá el planeta del futuro. Para contabilizar, comparar y concienciar es necesaria una estimación de los recursos utilizados.

La influencia de la especie humana en la modificación del clima se ha acentuado en los últimos años. La quema de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón son, proporcionalmente, los más perjudiciales para la Naturaleza. ¿Cuál es nuestra responsabilidad en la contaminación del entorno? Superar la capacidad de carga del planeta de forma continuada no es viable. Hay que actuar de inmediato.

Necesitamos un indicador de la sostenibilidad pese a la dificultad para contabilizarlo. La huella ecológica es la herramienta para tomar consciencia del camino que no hay que seguir. ¡Deja de consumir!

Indicador de Sostenibilidad a nivel Internacional

Los indicadores de la huella ecológica permiten la comparación en términos de sostenibilidad. Cuanto más consumo de materiales y energía, mayor será nuestra huella. Si sumamos todas las superficies y las dividimos por los habitantes del área estudiada, el resultado es la huella ecológica por habitante.

España, junto con otros países, consume más recursos de los que puede producir. Conseguir el objetivo no es fácil y necesita la implicación de todos, gobiernos, empresas y población

Mientras que 759 millones de personas padecen desnutrición, 1.900 millones sufren sobrepeso. El consumo responsable favorece el equilibrio, la igualdad de oportunidades y la justicia social. Actualmente se necesitan casi 2 planetas y si no reducimos el consumo necesitaremos 2 planetas y medio en 2050.

Huella ecológica per cápita

Día de la sobrecapacidad de la Tierra

Según la ONG Global footprint Network, el 29 de diciembre de 1970 los recursos naturales que correspondían para ese año, se acabaron. A partir de ahí, la fecha no ha dejado de avanzar.

Con el objetivo de concienciar a la población, todos los años se publica una fecha en la que la humanidad ha consumido su presupuesto anual. El día de la sobrecapacidad, marca la fecha en que la demanda de recursos y servicios ecológicos de la humanidad en un año determinado excede lo que la Tierra puede regenerar. 

La fecha actual calculada para 2021 es el 29 de julio. Ese es el día en que se han consumido los recursos que el planeta puede producir en un año. Puedes leer el informe de investigación en inglés en www.overshootday.org.

Estamos sobre-consumiendo la capacidad del planeta y destruyendo los recursos a una velocidad superior al tiempo necesario para su regeneración natural.

Muchos ecosistemas se están agotando debido al consumo acelerado de recursos por parte de los países desarrollados. El planeta dispone de menos de dos hectáreas por habitante. Pero algunos países ricos necesitan más de 5 hectáreas por individuo.

El cambio climático provocado por la humanidad, empeora los ecosistemas naturales necesarios para su propia supervivencia.

Origen de la Huella Ecológica

Fueron dos, los artífices del concepto de huella ecológica. El profesor William Rees junto con Mathis Wackernagel son conocidos en economía verde como los creadores del libro «Nuestra huella ecológica: Reduciendo el impacto humano sobre la Tierra» en 2001. 

Crearon esta herramienta para medir el impacto de los esfuerzos para remediar el cambio climático. Para ello era necesario determinar la presión que se ejerce sobre la naturaleza, así como la capacidad del planeta para satisfacer las demandas.

La huella ecológica desde su nacimiento, mide el área biológicamente productiva necesaria para abastecer todo lo que la gente demanda de la naturaleza: frutas y verduras, carne, pescado, madera, algodón y otras fibras, así como la absorción de dióxido de carbono de los combustibles fósiles. También se contabiliza el espacio urbano construido, sus calles, edificios y carreteras.

Conceptos del Test de Sostenibilidad

Capacidad biológica o biocapacidad

La biocapacidad de una superficie, expresada en hectáreas globales (gha), es la capacidad de los ecosistemas para generar los recursos consumidos y absorber los residuos. La capacidad biológica no es constante, ya que varía por el clima y la presión humana.

Biocapacidad por persona (o per cápita)

La biocapacidad per cápita es el resultado de dividir la biocapacidad del planeta, entre la población mundial. En 2017 (última fecha calculada) disponemos de 1,6 hectáreas globales por persona.

Huella ecológica y biocapacidad

Hectáreas globales

Las hectáreas globales (gha) son la unidad de medida de la huella ecológica y la biocapacidad. Esta unidad de medida permite a los investigadores el estudio y la comparación entre diferentes regiones. El valor de una hectárea global varía levemente de un año para otro ya que la productividad no es constante.

La huella de carbono

El componente de carbono de la huella ecológica, llamada huella de carbono, mide el área de bosque que se requiere para absorber todas las emisiones de carbono de la actividad humana. Es el indicador de las emisiones de CO2 producidas por los combustibles fósiles.

La huella de carbono también se puede expresar en toneladas de CO2 emitido.

En la actualidad, la huella de carbono constituye aproximadamente el 60% de la huella ecológica. Y está directamente relacionada con los demás componentes de la huella ecológica: tierras de cultivo, agua, pastizales, bosques y infraestructuras, ya que todas estas demandas compiten por el mismo espacio.

Déficit ecológico / reserva de biocapacidad

La huella ecológica debería ser inferior a la biocapacidad. Cuando la huella es superior, se produce un déficit ecológico. Si por el contrario, la huella es inferior, se dispone de una reserva de biocapacidad.

Ninguna región debería exceder su biocapacidad para no poner en riesgo la sostenibilidad a nivel mundial. El déficit ecológico global es un grave problema, ya no sólo disponemos de un planeta.

Reserva de biocapacidad y déficit ecológico

Deuda ecológica o deuda de biocapacidad

La deuda ecológica es la suma de los déficits ecológicos anuales. Desde 1970 la huella ecológica supera la biocapacidad global. En 2021 la deuda de biocapacidad supera los 18 años de la productividad total.

Tipos de Tierra con Capacidad Biológica

Las 12 mil millones de hectáreas biológicamente productivas de tierra y agua del planeta se clasifican en 5 tipos:

  • Tierras de cultivo
  • Tierras de pastoreo
  • Tierras forestales
  • Suelo edificado e infraestructuras
  • Zonas de pesca

Tierras de cultivo

Entre todos los tipos de suelo, las tierras de cultivo son las más bioproductivas ya que son utilizadas para producir alimentos. Son superficies de suelo con actividad agrícola. En ellas se cosechan vegetales para el consumo humano, para la ganadería, biomasa y otros usos industriales.

Las tierras forestales o bosques

Tienen un doble uso, productos forestales y absorción de CO2. Los bosques producen madera y leña para múltiples bienes de consumo. Las tierras forestales son las encargadas de absorber el dióxido de carbono emitido por las combustiones provocadas por la humanidad. Ayudan a reducir la huella de carbono.

Tierras de pastoreo

Los pastos o pastizales son utilizados para alimentar ganado. Para calcular la huella de las tierras de pastoreo se comparan los alimentos requeridos por el ganado durante un año con los alimentos disponibles en el territorio.

Zonas de pesca o caladeros

Para calcular la huella de las zonas de pesca se hacen estimaciones de captura sostenible para las diferentes variedades de peces. Los caladeros requieren tiempo suficiente para regenerarse y garantizar la sostenibilidad, después de la pesca intensiva. La sobreexplotación y agotamiento de los mares afecta a la biodiversidad.

Suelo edificado e infraestructuras

Las viviendas, calles, industrias, embalses y edificios ocupan cada vez más espacio. Y ese terreno ocupado reduce las tierras de cultivo y los espacios verdes.

Consejos para reducir la huella ecológica

Debes prestar especial atención en la energía que utilizas, el agua que consumes, el medio de transporte que empleas y los residuos que desechas.

El cálculo de tu huella ecológica tiene en cuenta:

  • Lugar donde vives: Los países ricos tienen una huella superior.
  • Huella hídrica: Reducir la huella hídrica ayuda a disponer de agua suficiente para todos. Utiliza sistemas de riego eficientes. Usa aireadores en grifos y otros artilugios economizadores para reducir el consumo de agua.
  • Nivel de ingresos: Tu nivel adquisitivo influye en tu forma de consumir.
  • Nivel de estudios: La educación siempre es buena para el planeta.
  • Edad y género: Las personas tienen distintas necesidades según la edad y el género. Los adultos tienen una huella superior que los niños y la tercera edad.
  • Vivienda: No es lo mismo vivir en un piso que en un chalet. La orientación y su aislamiento es un factor decisivo.
  • Número de personas convivientes: Compartir espacio, siempre es más sostenible.
  • Calefacción y aire acondicionado: ¿Cómo calientas o enfrías tu casa? Haz un uso adecuado de la climatización. En verano, refresca tu casa al amanecer y evita la entrada del Sol. Haz justo lo contrario que en invierno.
  • Clima: El clima suave, reduce gastos.
  • Consumo: Reduce tu nivel de vida. Compra con frecuencia sólo lo que necesitas en tiendas de proximidad.
  • Electrodomésticos: La eficiencia energética importa mucho.
  • Desplazamientos: ¿Qué medio de transporte usas por lo general? ¿A qué distancia?
  • Plantas: ¿Usas riego por goteo?
  • Productos peligrosos: Evita comprar productos con símbolos de peligro, en productos de limpieza o bricolaje.
  • Alimentación: Consumir exceso de carne no es sostenible. Reduce el consumo de envasados y rechaza los procesados.
  • Reciclaje: Separa tus residuos.
  • Viajes: Viajar en avión es muy contaminante.

Te puede interesar: Los Parques Nacionales Son Espacios Protegidos

Dónde calcular tu Huella Ecológica

Hay disponibles varias calculadoras online para saber tu huella ecológica personal. Las más importantes son:

Podemos llegar a la conclusión, de que si todos los habitantes del planeta Tierra vivieran con el mismo estilo de vida que los ciudadanos de los países ricos, serían necesarios tres planetas. Y lo peor de todo es que los grandes impactos ocasionados por estos países, se producen lejos de ellos, aumentando las desigualdades.

Fuentes de datos:

Actualizado: 18-10-2021

¡Comparte!


Artículos Relacionados

Plástico en la playa es contaminación ambiental

¿Qué es la Contaminación Ambiental? Causas y Consecuencias

En los últimos años, cada vez son más las organizaciones y gobiernos que dirigen sus políticas y acciones a la mitigación de la contaminación ambiental, para desarrollar acciones sostenibles y ...
Leer Más
Spray aerosol con cielo. Capa de Ozono.

Qué es y Cuál es el Estado Actual de la Capa de Ozono

Hace años que se habla de una estabilización o de una mejora de la capa de ozono. ¿Cuál es el estado actual? ¿Cuál es la definición de la capa de ...
Leer Más
Araña Azul en Peligro de Extinción

Animales en Peligro de Extinción que Echarás de Menos

Más de 32.000 especies, incluyendo vegetales, están en peligro de extinción y algunas las echarás de menos. El titular parece gracioso, pero no lo es. Más de cinco mil especies ...
Leer Más
Columpio ecológico Sostenible o Sustentable

Sostenible o Sustentable, ¿Cuál es la diferencia?

¿Sostenible o sustentable? Cada día son más habituales estos conceptos, pero hay alguna diferencia? Queremos salir de dudas de una vez por todas. Si se busca información, la confusión y ...
Leer Más
Parque Nacional protegido

Los Parques Nacionales Son Espacios Protegidos

Clasificación de los espacios protegidos. ¿Cuáles son los Parques Nacionales en España? ¿Quién los cuida? ¿Dónde están? ¿Cómo preservarlos? ¿Por qué protegerlos? ¿Dónde comprar entradas? ¿Cómo funcionan? ¿Cuáles son sus ...
Leer Más
Huellas sobre arena represantando huella ecológica

¿Qué es la Huella Ecológica?

La huella ecológica es un término que necesita más difusión, para generar conciencia en sostenibilidad. Nuestros hábitos de consumo tienen un impacto ambiental que no vemos. ¿Cuántos planetas necesitaríamos si ...
Leer Más

Quim Gutiérrez Villach

Quim Gutiérrez Villach

Emprendedor en busca de la sostenibilidad. Escribo en @ViuLogic y @SostenibleO sobre desarrollo sostenible, cambio climático, medio ambiente, economía verde, alimentación, energía renovable, responsabilidad social corporativa, Planeta Tierra, reciclaje y consumo responsable. Me gusta la naturaleza, el mar, la montaña, el silencio. Mis intereses, alimentación, cocina, teatro, y vida saludable. LinkedIn

Deja un comentario