Cómo hacer Productos de Limpieza Ecológicos Caseros

La mayor parte de los productos de limpieza que se venden, tienen químicos tóxicos indeseados. Y la mejor forma de evitarlos es hacer tus propios productos de limpieza en casa. ¿Por qué hacer tus propios limpiadores en casa? Ahorrar dinero, evitar olores fuertes, cuidar el medioambiente y reducir el uso de plástico son otras razones para aprender a hacerlos. Aunque debes saber que no todas las fórmulas son inocuas para el medio ambiente y tu salud. 

Índice

Elaboración de Productos de Limpieza en Casa

Antes de ponerte a buscar recetas, tienes que tener presentes algunas consideraciones. Por mucho que te digan que son ecológicas, algunas recetas de limpiadores caseros tienen impactos negativos en el medio ambiente. Sin embargo, la mayoría de productos para limpiar que nos venden son mucho peores. Así que hacer tus propios limpiadores puede resultar beneficioso y más económico. 

Recuerda que hacer tus propios productos de limpieza puede conllevar riesgos y que se deben de manipular con precaución, con un buen conocimiento de los ingredientes.  Algunos productos aparentemente naturales se usan de forma desmesurada. Pueden contener altas concentraciones de algún ingrediente con efectos nocivos, especialmente en personas sensibles. La mezcla de algunos ingredientes puede también producir gases peligrosos y hasta explosiones. 

Productos de Limpieza Sostenibles

Cuidado con la creencia errónea de que todas las plantas y sus subproductos son seguros porque son naturales. Por ejemplo, los aceites esenciales requieren precauciones para su uso, ya que pueden ser tóxicos liberados en el medio ambiente. Los ingredientes que todos ponemos en detergentes, líquidos lavavajillas, cosméticos y otros productos domésticos, acaban en las aguas residuales. 

Los compuestos químicos extremadamente concentrados y por tanto potentes, pueden resultar tóxicos en dosis elevadas, tanto para nosotros como para otros organismos vivos. Muchos productos de uso cotidiano se componen de ingredientes peligrosos que terminan en el desagüe. Las plantas de tratamiento de aguas residuales no siempre son capaces de filtrar estas moléculas que pueden terminar en los ríos, con un efecto nocivo para la fauna acuática. Así que te proponemos algunas recetas caseras de limpiadores sostenibles y la información que necesitas para comprar los ingredientes.

El pH de los productos de limpieza

Préviamente necesitas saber qué es el pH para entender el uso adecuado de cada ingrediente. El pH se mide en una escala que va de 0 a 14. En los extremos nos encontramos, de 0 a 6 el pH ácido y de 8 a 14 el pH alcalino. Justo en el medio está el pH neutro que es 7.

Según la acidez, los productos tienen cualidades diferentes. Los productos más suaves y menos peligrosos son los neutros. Los alcalinos son desinfectantes y desengrasantes. Los ácidos tienen propiedades antical y desincrustantes.

Ingredientes más Usados para Hacer Limpiadores

Productos naturales con menos riesgos

Esta es la lista de los ingredientes más comunes y habituales para productos de limpieza caseros. Cualquier producto puede tener riesgos, ya que la toxicidad depende de la dosis.

  • Agua: Filtrada, destilada o carbonatada. El agua debe ser lo más pura posible y libre de cal.
  • Bicarbonato sódico: El bicarbonato de sodio es un limpiador quitagrasas con pH alcalino, usado en muchas recetas de productos de limpieza natural para el hogar. Se usa también directamente en seco, por ejemplo para limpiar alfombras. Elimina olores.
  • Vinagre de limpieza blanco: El vinagre es un compuesto de ácido acético, limpiador de superficies, cristales, fregaderos, suelos, baldosas… Limpiador desincrustante, abrillantador, desodorizante, quitagrasa, suavizante y quitamanchas. No apto para limpiar superficies calcáreas. El vinagre blanco habitualmente procede de la fermentación del alcohol de caña. Pero también venden ácido acético E-260 elaborado químicamente, disuelto en agua (del 4 al 15 por ciento), como vinagre de limpieza.
  • Vinagre de vino o de manzana: Apto para limpiar, pero no tan eficiente como el de limpieza.
  • Peladuras o zumo de cítricos: Ácido cítrico natural usado para limpiar y aromatizar. Ambientador, antical, desincrustante.
  • Ácido cítrico cristalizado C₆H₈O₇: El ácido cítrico en polvo es más desincrustante que el ácido acético (vinagre). Descalcifica hervidores de agua, cafeteras, grifos… Elimina el óxido.
  • Aceite de oliva: Eficaz restaurador de muebles.
  • Sal común: Exfoliante, absorbente, apropiado para limpiar el horno y metales.
  • Jabón sólido natural: Rallado, en copos o en pastilla. Los jabones artesanales sólidos para limpieza son más bien alcalinos con un pH de entre 8 y 10, sin colorantes, conservantes, perfumes, ni aditivos. Por lo tanto, no tienen que ser necesariamente neutros, si no los vas a utilizar para la piel y el cabello. Al no contener agua, se conservan mucho más tiempo que el jabón líquido. Los jabones de aceite de oliva tradicional, como el jabón de Castilla de España, el jabón de Marsella de Francia y el jabón de Alepo de Siria, tienen métodos similares de elaboración. El jabón blanco en pastilla suele contener aceite de coco o grasas poco sostenibles como el aceite de palma, de karité o de origen animal. Por lo tanto prioriza el jabón de aceite de oliva, que es de color verde oliva. Si en tu país se cultivan más cocos que olivos, escoge jabón blanco de aceite de coco. El jabón en pastilla natural es más económico, ecológico, sostenible, seguro y no requiere envase. Otra opción sostenible es el jabón de glicerina transparente sin sulfatos, ni aditivos. (El jabón líquido, a parte de que el modo de fabricación es distinto del sólido, contiene agua, por lo que se conserva menos y necesita conservantes o estar muy concentrado. Es más fácil de utilizar para algunas elaboraciones, pero algunos ingredientes pueden reaccionar.)
  • Jabón potásico: Quitamanchas. Es un insecticida natural. Remedio ecológico para plagas.
  • Hidrolatos: Las aguas florales perfumadas, hidrolatos o hidrosoles se obtienen durante la destilación de plantas aromáticas y medicinales. Es la parte acuosa resultante al elaborar aceites esenciales. Concentra los ingredientes activos solubles en agua, con gran parte de las propiedades terapéuticas que los aceites esenciales han obtenido de la misma destilación. Sin embargo, tienen una acción menos agresiva sin riesgos por sobredosis. Son hidrosolubles, por lo que se disuelven perfectamente en productos con base de agua.
  • Alcohol de limpieza 70-80%: Desinfectante, ambientador. Aplica sólo en superficies limpias, ya que puede fijar manchas.
  • Agua oxigenada o peróxido de hidrógeno: Además de limpiar heridas, es un buen desinfectante para la casa. Blanqueante y quitamanchas apto para limpiar superficies, tablas de cortar, electrodomésticos, prendas de ropa, manchas de sangre… 
  • Glicerina vegetal: Limpiador higroscópico, quitamanchas y suavizante.
  • Goma xantana: Espesante natural. Cualquier líquido, emulsiona en frío o en caliente con ayuda de una batidora eléctrica. Para obtener un gel, aplica de 2 a 4 gramos por litro.
  • Saponaria officinalis: Es una hierba jabonera usada desde la antigüedad, rica en saponinas igual que las nueces de lavado. Sirve para lavar la ropa o para la higiene personal. 

Productos a utilizar con precaución

Aceites esenciales

¡No son inofensivos! Hay que usarlos mínimamente como un medicamento ya que en exceso tienen impactos en la naturaleza y la piel. Lavanda, limón, eucalipto, menta, albahaca, bergamota, canela, tomillo, clavo…. Sin duda muchos aceites esenciales tienen beneficios para la salud, pero el uso creciente tiene consecuencias peligrosas para el medio ambiente. Los aceites esenciales, producto de una destilación o por proceso mecánico, son mezclas de compuestos activos que pueden atravesar las membranas de la piel fácilmente o ser inhaladas.

Los principios activos en dosis altas tienen efectos por ejemplo en el agua que desechamos. Si es desinfectante, mata bacterias, pero también otros animales, es decir, modifica la biodiversidad. Son biológicamente muy activos y pueden provocar reacciones adversas en pieles sensibles, por lo tanto, toma consciencia y no los uses a la ligera. La dosificación máxima de los productos cosméticos faciales es 0.5%, y 1% en los productos para el cuerpo. 

Algunos aceites muy concentrados, para su producción necesitan grandes cantidades de plantas, causando deforestación. Recomendamos utilizar los aceites esenciales en nuestra vida diaria, pero para lo que son: moléculas con fines terapéuticos y de bienestar, costosos en recursos. Escoge proximidad y ecológico y usa con moderación. 

Los hidrolatos de plantas son una alternativa sostenible (lavanda, limón, pino, árbol de té, romero, canela, ciprés…). A diferencia de los aceites esenciales, los hidrolatos se disuelven en agua.

Para aromatizar también puedes usar macerados de piel de cítricos o hierbas, como en la receta que te explicamos más adelante.

Otros ingredientes a utilizar con precaución

La lista que sigue son ingredientes con los que hay que tener más cuidado al manipular y mezclar, ya que son más tóxicos. 

  • Sosa o carbonato de sodio concentrado Na2 CO3: Sal en polvo soluble en agua. Desengrasante para limpieza de azulejos, cocina, esmaltes (bañera, WC, lavabo), baño, mármol. Suavizante y limpiador de ropa. No uses sobre aluminio ni maderas con taninos. No confundas con la sosa cáustica o hidróxido de sodio (NaOH) usado para hacer jabones.
  • Ácido acético C2H4O2: El ácido acético en concentraciones altas es peligroso. Cuanto más concentrado, más riesgo. Hay que manipularlo con mucha precaución y diluirlo. Los vinagres de limpieza contienen aproximadamente entre 8% y 10% de ácido acético puro.
  • Bórax o ácido bórico Na2B4O7·10H2O:  Detergente  suavizante también utilizado en alfombras, baños…
  • Amoníaco NH₃: Detergente, desengrasante de olor fuerte desagradable, apto para horno, vitrocerámica, encimera y suelos.
  • Percarbonato sódico Na2H3CO6: Oxígeno activo. Blanqueador y quitamanchas. 
  • Betaina de coco C19H38N2O3: Tensioactivo natural.
  • Tierra de diatomeas amorfa: Dióxido de silicio. Insecticida, anti plagas. Riesgo por inhalación.

Ingredientes tóxicos y peligrosos a evitar

Esta, no es una lista exhaustiva, pero sí que contiene los ingredientes más comunes para limpiar que debemos evitar.

  • Parabenos
  • Cloro
  • Perborato
  • Fenoles
  • Ftalatos
  • Hipoclorito de sodio (lejía)
  • Formaldehído
  • 2-butoxietanol
  • Percloroetileno
  • Triclosan

Recomendaciones

  1. Elabora las recetas en una zona bien aireada, con ventanas abiertas. 
  2. Algunos ingredientes peligrosos pueden causar irritación en la piel, los ojos o al inhalar. Usa delantal, gafas, guantes y mascarilla, si los usas.
  3. Si sientes molestias, enjuaga con abundante agua. 
  4. Etiqueta bien todos los productos para no confundirlos 
  5. Guarda en lugar fresco y seco en envase bien cerrado y sin luz. Protege del calor y de la radiación solar. 
  6. No ingerir. 
  7. Lee atentamente tanto las instrucciones de uso como las advertencias de peligro y cúmplelas.
  8. Mantenlos fuera del alcance de los niños
  9. No hagas gran cantidad de los productos que contienen agua, ya que no se conservan por mucho tiempo.
  • 5-10 ml ~ = 5-10 g ~ = 1 cucharilla de postre
  • 15-20 ml ~ = 15-20 g ~ = 1 cucharada sopera

Te puede interesar: Bolsas Biodegradables Compostables Reciclables o Degradables

Limpiadores Ecológicos Caseros

Importante: Los dos ingredientes estrella son el vinagre y el bicarbonato. ¿Se neutralizan al mezclarlos? El efecto de las burbujas que se producen al mezclarlos es instantánea y por lo tanto, una vez mezclados con anterioridad se pierde este efecto y se neutralizan. Bicarbonato de sodio con ácido acético (vinagre) devuelven CO2, agua y acetato de sodio (sal). Así que para no perder el efecto de la reacción de efervescencia, no los mezcles con anterioridad. Además, de nada servirá un pH ácido o un pH alcalino si los neutralizamos previamente. 

A continuación encontrarás algunas recetas y modo de uso de productos para limpiar caseros. 

Vinagre de cítricos

Este vinagre se puede usar directamente o sirve de ingrediente para otras elaboraciones. Para limpiar residuos de origen mineral como la cal y el óxido.

  • Cáscaras o peladuras de cítricos (naranja, limón, mandarina, lima)
  • Hierbas aromáticas (romero, salvia, laurel)
  • Vinagre de limpieza blanco
  1. Cubre las cáscaras de cítricos con el vinagre, en un bote de cristal de boca ancha.
  2. Tapa con un trapo y una goma para que pueda evaporar gases de la fermentación.
  3. Deja macerar de 2 a 3 semanas en un lugar oscuro.
  4. Cuela y desecha las cáscaras en compostador o junto a los residuos orgánicos.

Limpiadores multiuso

Limpiador multiuso con vinagre de cítricos

Limpiador para eliminar residuos de origen mineral como la cal y el óxido.

  1. Mezcla el agua con el vinagre de cítricos en un atomizador
  2. Agita bien antes de usar
  3. Frota con bicarbonato y un poco de agua la superficie a limpiar 
  4. Posteriormente pulveriza con el limpiador y vuelve a frotar
  5. Aclara y seca con un paño o bayeta

Multiusos tradicional

Receta tradicional del vinagre para limpiar.

  • 200 ml agua filtrada
  • 300 ml vinagre de limpieza blanco
  • 5 ml de hidrolato de limón 
  • Bicarbonato de sodio
  1. Mezcla el agua con el vinagre en un atomizador
  2. Añade el hidrolato de limón
  3. Agita bien antes de usar
  4. Frota con bicarbonato y un poco de agua la superficie a limpiar
  5. Pulveriza con el limpiador y vuelve a frotar
  6. Aclara y seca con un paño o bayeta

Producto de limpieza antibacterial

Para eliminar residuos orgánicos y lugares que quieras higienizar. Elimina el óxido.

  • 475 ml agua filtrada caliente
  • 20 g jabón sólido natural
  • 10 g bórax
  • 5 ml de hidrolato de árbol de té
  1. Diluye previamente el jabón en el agua bien caliente sin batir
  2. Deja enfriar un poco y añade el resto de ingredientes
  3. Bate suavemente hasta obtener una crema homogénea
  4. Con ayuda de un embudo pon la mezcla en un atomizador
  5. Pulveriza la superficie y frota
  6. Aclara y seca con un paño o bayeta

El multiusos desinfectante

Para superficies que quieras limpias de bacterias.

  • 230 ml agua filtrada
  • 180 ml vinagre de limpieza blanco
  • 80 ml alcohol de limpieza
  • 5 ml de hidrolato de pino
  1. Añade los ingredientes de uno en uno en un atomizador en el orden especificado
  2. Agita antes de usar
  3. Pulveriza la superficie y frota
  4. Aclara y seca con un paño o bayeta

Limpiadores multiusos sin vinagre

Te mostramos un par de recetas para limpiar sin usar vinagre.

Limpiador al romero

Para eliminar los residuos de origen mineral como la cal y el óxido. No aplicar sobre superficies de piedra calcárea.

  • 500 ml de agua filtrada
  • 25 g de ácido cítrico
  • 5 ml hidrolato de romero
  1. Mezcla el agua con el ácido cítrico en un atomizador
  2. Añade el hidrolato de romero
  3. Agita bien antes de usar
  4. Pulveriza con el limpiador y frota
  5. Aclara y seca con un paño o bayeta

Limpiador de canela

Excelente para limpiar superficies calcáreas como piedra, terrazo o mármol.

  • 325 ml agua filtrada caliente
  • 25 g jabón sólido natural
  • 150 ml alcohol de limpieza
  • 5 ml hidrolato de canela
  1. Diluye previamente el jabón en el agua bien caliente sin batir
  2. Deja enfriar un poco
  3. Añade el alcohol
  4. Añade el hidrolato de canela
  5. Con ayuda de un embudo pon la mezcla en un atomizador
  6. Agita bien antes de usar
  7. Pulveriza con el limpiador y frota
  8. Aclara y seca con un paño o bayeta

Limpia baños y WC desinfectante casero

Limpiador de baño básico

Esta receta además de limpiar, deja las superficies libres de bacterias.

  • 350 ml agua filtrada
  • 140 ml vinagre de limpieza blanco
  • 5 ml de hidrolato de árbol de té
  • Bicarbonato de sodio
  1. Mezcla el agua con el vinagre en un atomizador
  2. Añade el hidrolato de árbol de té
  3. Agita bien antes de usar
  4. Frota con bicarbonato y un poco de agua la superficie a limpiar y posteriormente
  5. Pulveriza con el limpiador y vuelve a frotar
  6. Aclara y seca con un paño o bayeta

Limpiador cítrico para baños

Versión del limpiador de baños usando el vinagre de cítricos casero.

  1. Mezcla el agua con el vinagre de cítricos en un atomizador
  2. Añade el alcohol
  3. Agita bien antes de usar
  4. Pulveriza con el limpiador y frota
  5. Aclara y seca con un paño o bayeta

Desengrasante para horno

Para eliminar residuos orgánicos como la grasa.

  • 170 ml de agua filtrada caliente
  • 30 g de jabón sólido natural
  • 300 ml vinagre de limpieza blanco
  • Zumo de medio limón
  • Sal común
  • Bicarbonato de sodio
  1. Diluye previamente el jabón en el agua bien caliente sin batir
  2. Deja enfriar un poco
  3. Añade el vinagre
  4. Añade el zumo de limón
  5. Con ayuda de un embudo pon la mezcla en un atomizador
  6. Agita bien antes de usar
  7. Frota el horno con bicarbonato, sal común y un poco de agua
  8. Pulveriza con el limpiador y vuelve a frotar
  9. Aclara y seca con un paño o bayeta

Lavavajillas casero

Receta para lavar vajillas de forma manual. Limpia pero no hace espuma. Si usas jabón de aceite de coco, es más espumante.

  • 400 ml agua filtrada caliente
  • 50 g jabón sólido natural
  • 40 g carbonato de sodio concentrado (sosa)
  • 50 g sal gruesa
  • 50 ml vinagre de limpieza blanco
  • 20 g de ácido cítrico
  • 2 g de goma xantana
  1. Diluye previamente el jabón en el agua bien caliente sin batir
  2. Deja enfriar un poco y añade el resto de ingredientes de uno en uno 
  3. Remueve ligeramente
  4. Para espesar, añade la goma xantana y emulsiona con una batidora de mano eléctrica
  5. Con ayuda de un embudo pon la mezcla en un dispensador
  6. Aplica sobre la vajilla y frota
  7. Aclara con agua

Limpiacristales casero

Limpia cristales básico

El vinagre es el mejor limpiacristales del mercado.

  • 250 ml agua filtrada
  • 250 ml vinagre de limpieza blanco
  1. Mezcla el agua y el vinagre en un atomizador
  2. Pulveriza el limpiador de vidrios sobre el cristal
  3. Retira con una escobilla de goma.

Limpia cristales con alcohol

Otra versión eficaz del limpiacristales, añadiendo alcohol.

  • 240 ml agua
  • 240 ml vinagre de limpieza blanco
  • 20 ml alcohol de limpieza
  1. Mezcla el agua, el vinagre y el alcohol en un atomizador
  2. Pulveriza el limpiador de vidrios sobre el cristal
  3. Retira con una escobilla de goma.

Limpia muebles de madera hecho en casa

Receta para limpiar los muebles.

  • 350 ml agua
  • 140 ml vinagre de limpieza
  • 10 ml aceite de oliva
  1. Mezcla el agua, el vinagre y el aceite en un atomizador
  2. Agita bien antes de usar
  3. Pulveriza sobre la madera
  4. Aclara y seca con un paño o bayeta

Fregasuelos casero

Fregasuelos para cerámica y parquet

Formula para limpiar el suelo de cerámica o de madera tipo parquet.

  • 3 Litros de agua tibia
  • 10 g de jabón sólido natural
  • 50 ml de vinagre de limpieza blanco
  • 10 ml hidrolato de ciprés
  1. Diluye previamente el jabón en un poco de agua bien caliente
  2. Vierte en un cubo y añade el resto de ingredientes
  3. Listo para fregar

Fregasuelos para mármol

Solución para limpiar suelos de mármol, piedra o granito

  • 3 Litros de agua tibia
  • 10 g de jabón sólido natural
  • 10 g bicarbonato
  • 5 ml hidrolato de ciprés
  1. Diluye previamente el jabón en un poco de agua bien caliente
  2. Vierte en un cubo y añade el resto de ingredientes
  3. Listo para fregar

Limpiador de plata y metales casero

Limpia metales tradicional

Limpiador que elimina el óxido de los metales. 

  • 50 ml vinagre de limpieza blanco
  • 10 g sal fina
  • bicarbonato
  1. Deja en remojo el metal en una solución de vinagre y sal durante 5 minutos
  2. Seca con un trapo y bicarbonato

Pasta limpia metales

Receta la limpia metales para aplicar sin remojo.

  • 50 ml vinagre de limpieza blanco
  • 30 g harina de trigo
  • 10 g sal fina
  • bicarbonato
  1. Diluye la harina en el vinagre con un batidor de varillas
  2. Añade la sal fina
  3. Aplica la mezcla y deja reposar 5 minutos
  4. Seca con un trapo y bicarbonato

Detergente para ropa

Jabón de saponaria para 15 lavados

El jabón de saponaria es la forma más natural de limpiar la ropa.

  • 1 litro de agua
  • 100 g de saponaria officinalis (fresca o seca)
  • 5 g de salvia
  • 2 g de goma xantana (opcional)
  1. Hierve la saponaria y la salvia en agua durante 10 minutos en una olla tapada a fuego bajo
  2. Deja reposar hasta enfriar
  3. Cuela
  4. (opcional) Para espesar, añade la goma xantana y emulsiona con una batidora de mano eléctrica
  5. Aplica aproximadamente 65 ml por lavado

Detergente blanqueador en polvo para 10 lavados

Receta de detergente en polvo para blanquear la ropa.

  • 70 g de jabón sólido natural en polvo o rallado
  • 150 g de percarbonato
  • 150 g de bicarbonato de sodio
  1. Mezcla todo
  2. Aplica 20 gramos en el tambor de la lavadora

Detergente líquido para 15 lavados

Receta de detergente líquido para la ropa.

  • 1 litro de agua filtrada caliente
  • 100 g de jabón sólido natural en polvo o rallado (sin glicerina)
  • 150 g de bicarbonato de sodio
  • 100 g de carbonato de sodio concentrado (sosa)
  1. Diluye previamente el jabón en el agua bien caliente sin batir
  2. Deja enfriar un poco
  3. Añade el bicarbonato y mezcla
  4. Añade el carbonato de sodio
  5. Bate suavemente hasta obtener una crema homogénea
  6. Aplica aproximadamente 65 ml por lavado

Suavizante para ropa

Suavizante fácil

Esta es la receta más fácil y efectiva de suavizante para la ropa.

  • 250 ml agua filtrada
  • 250 ml vinagre de limpieza blanco
  1. Mezcla el agua con el vinagre
  2. Agita antes de usar
  3. Aplica aproximadamente 50 ml por lavado

Ten en cuenta que los hidrolatos o aceites esenciales pierden su aroma a cierta temperatura, por lo que resultan innecesarios.

Suavizante cítrico

Receta de suavizante para ropa.

  • 400 ml agua filtrada
  • 15 ml de betaína de coco
  • 10 ml de alcohol de limpieza
  • 20 ml de vinagre de cítricos
  • 30 g de ácido cítrico
  1. En un recipiente diluye la betaína de coco en agua
  2. Añade el alcohol y mezcla
  3. Añade el vinagre de cítricos y mezcla
  4. Añade el ácido cítrico y mezcla
  5. Agita antes de usar
  6. Aplica aproximadamente 50 ml por lavado

Quitamanchas para ropa

Quitamanchas de jabón potásico

Potente quitamanchas para ropa.

  • 5 ml jabón potásico
  • 5 g bicarbonato de sodio
  • 10 ml vinagre de limpieza blanco
  1. Aplica sobre la mancha el jabón potásico y el bicarbonato
  2. Frota con un cepillo.
  3. Añade el vinagre y vuelve a frotar
  4. Dejar actuar 10 minutos
  5. Lava normalmente

Quitamanchas de glicerina

Receta para eliminar manchas de la ropa.

  • 30 ml agua filtrada
  • 15 ml glicerina
  • 15 g bicarbonato de sodio
  1. Mezcla los ingredientes
  2. Aplica sobre la mancha
  3. Frota las manchas y lava normalmente.

Limpiador de superficies plásticas, metálicas y cerámica

Limpiador fácil de ácido cítrico para superficies de plástico, acero inoxidable, cromo y cerámica.

  • 500 ml agua filtrada caliente
  • 25 g de ácido cítrico
  1. Diluye el ácido cítrico con agua en un atomizador
  2. Agita antes de usar
  3. Pulveriza con el limpiador y frota
  4. Aclara y seca con un paño o bayeta

Desatascador natural casero

Para desatascar un desagüe del fregadero, bañera, ducha o lavabo. Esta fórmula desatasca todo tipo de tuberías.

Desatascador con bicarbonato

  • 30 g de bicarbonato de sodio
  • 200 ml de vinagre de limpieza blanco
  • 2 litros de agua hirviendo
  1. Vierte 30 g de bicarbonato en el desagüe
  2. Añade 200 ml de vinagre de limpieza
  3. Deja reposar 15 minutos. La efervescencia reblandecerá la obstrucción
  4. Añade los 2 litros de agua hirviendo
  5. Repite si persiste el atasco

Desatascador con bórax

  • 30 g de bórax
  • 2 litros de agua hirviendo
  1. Vierte el bórax en el desagüe
  2. Añade los 2 litros de agua hirviendo
  3. Deja reposar 15 minutos
  4. Repite si persiste el atasco

Insecticida para plantas

Truco de la abuela contra cochinillas, pulgón y mosca blanca.

  • 500 ml agua filtrada
  • 10 ml jabón potásico
  1. Diluye el jabón potásico en el agua en un atomizador
  2. Agita antes de usar
  3. Al anochecer pulveriza sobre las plantas

Insecticida para hormigas, cucarachas y àcaros

Receta de insecticida para ahuyentar insectos indeseados. También se puede aplicar directamente en polvo

  • 500 ml agua
  • 10 g Tierra de diatomeas
  1. Diluye la tierra de diatomeas en agua en un atomizador
  2. Agita antes de usar
  3. Rocía por las zonas de paso, grietas, rendijas y alrededor de plantas

¡Cuéntanos tu experiencia!

Artículo con la colaboración de Sylvie Franckhauser, doctora en bioquímica de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Actualizado: 07-06-2021

¡Comparte!


Artículos Relacionados

Productos de limpieza ecológicos caseros

Cómo hacer Productos de Limpieza Ecológicos Caseros

La mayor parte de los productos de limpieza que se venden, tienen químicos tóxicos indeseados. Y la mejor forma de evitarlos es hacer tus propios productos de limpieza en casa ...
Leer Más
Bolsas compostables biodegradables

Bolsas Biodegradables Compostables Reciclables o Degradables

Te contamos todo lo que debes saber antes de comprar bolsas. ¿Cuál es la diferencia entre una bolsa compostable y una bolsa biodegradable? ¿Porqué se hace tanto énfasis en un ...
Leer Más
Contenedores de Reciclaje de colores

Colores de los Contenedores de Reciclaje y Dudas Comunes

Cuando nos queremos desprender de residuos, debemos depositarlos en los diferentes contenedores de reciclaje. Separarlos correctamente aumenta la eficiencia y se consigue la reducción del uso de nuevos recursos naturales ...
Leer Más

Quim Gutiérrez Villach

Quim Gutiérrez Villach

Emprendedor en busca de la sostenibilidad. Escribo en @ViuLogic y @SostenibleO sobre desarrollo sostenible, cambio climático, medio ambiente, economía verde, alimentación, energía renovable, responsabilidad social corporativa, Planeta Tierra, reciclaje y consumo responsable. Me gusta la naturaleza, el mar, la montaña, el silencio. Mis intereses, alimentación, cocina, teatro, y vida saludable. LinkedIn

Deja un comentario